Mi abuelo era español, nació en Asturias. Desde los 17 años vivió en la Cuba mágica sin perder sus raíces. Siempre habló de las frutas tropicales que comía en el Caney. Recordaría siempre este lugar. Lo conoció a su llegada a la maravillosa isla que lo acogió como un hijo.

Te preguntarás ¿qué es el Caney? Es una acogedora y pintoresca localidad cercana a la ciudad de Santiago de Cuba. Hoy no todos en la Isla conocen este sitio. Pero cuentan que es, sin dudas, un paraíso donde encuentras las mejores frutas cubanas. Dicen que fue en 1902 que brotaron los dos primeros árboles de mangos bizcochuelos  en esta fértil región oriental. Los plantó el español José Burgos en su finca. Había traído las semillas de la cercana isla de Santo Domingo.

Parece que allí se conjugaron muchos elementos: suelo, humedad ambiental, temperatura peculiar, y la atención de su gente. Todo hizo que ganara fama el lugar. Se convirtió en uno de los mejores de toda la isla donde encontrar las mejores frutas. Pocos años después el trío Matamoros inmortalizaría el lugar al popularizar el tema “Frutas del Caney”. El que llegó a tener fama internacional. Todo llevó a expandir el merecido prestigio del lugar. Logrado por sus excelentes mangos bizcochuelos, guayabas y caimitos, los mameyes, zapotes y marañones cosechados en esa pródiga región de la isla.

Frutas: variadas y exquisitas

En Cuba se dan muchas frutas tropicales con sabores dulces, naturales, refrescantes, únicos e inconfundibles. Se distinguen incluso de las cultivadas en otros destinos caribeños. La riqueza en vitaminas y la textura de la diversidad frutal que atesora la isla la hacen especial. Donde las variedades maduran en diferentes épocas del año. La mayor parte de la producción agrícola de frutas de Cuba (60%) se realiza por los campesinos y cooperativistas.

Cuando visitas la isla no puedes dejar de probar las frutas de estación. También las conservan congeladas para deleitarte con su exquisito sabor. Existen formas muy variadas de hacer bebidas, dulces o preparados para consumirlas frescas. Algunas son comunes en la región caribeña. Otras son muy peculiares de ciertos lugares dentro del mismo país y apenas conocidos en otros lugares.

En tu visita a la mágica isla del Caribe prueba frutas exóticas que te recomiendo y deléitate cos sus néctares y aromas. Te comento algunas de las más conocidas o exóticas.

Algunas frutas

Una de las frutas más común y conocida es la guayaba. Se dice es originaria de la isla y se menciona desde tiempos pretéritos. La piña ocupa un lugar de honor por excelencia. Es considerada como la reina de las frutas y soberana de los campos. El mango se presenta de las formas más variadas. Fruto versátil y multifacético, siempre jugoso, dulce, maduro o verde, se come con azúcar o con sal.

Pero no son estas las únicas frutas de Cuba. También hay muchas otras. Unas más conocidas y otras no tan conocidas. Entre las frutas más conocidas están: el codiciado coco, toronja, mandarina, naranja dulce, anoncillo, tamarindos, fruta bomba o papaya y ciruelas. Entre las frutas no tan conocidas está: el mamey, chirimoya, anón, marañón, naranja agria, plátanos manzanos, guanábana y nísperos. Son tantos otros que esta lista podría ser demasiado larga.

¿Dónde puedes encontrar las mejores frutas?

En cualquier calle de ciudad puedes ver carretillas o pequeños puestos donde podrás comprar frutas frescas y maduras. Todas cultivadas por campesinos. Generalmente a precios asequibles para cualquier visitante y en pesos cubanos. Puede suceder que al ver que eres turista quieran ponerte precios un poco excedidos. Igual puedes negociar con los vendedores. De ellos siempre vas a poder sacar lo mejor del auténtico cubano. Te garantizo comprarás un buen producto.

Muchos viajeros prefieren quedarse durante su estancia en casas particulares. Si eres uno de ellos podrás encontrar allí oferta de deliciosas frutas en la mesa. Allí los desayunos tienen como protagonista frutas naturales y zumos, llamados allí jugos. También en los hoteles o restaurantes dispondrás de una muestra selecta de las frutas de estación.

Hay cosas que solo podrás encontrar si recorres las calles. Solo si convives en las casas de los cubanos, si buscas y preguntas probarás la forma en que se acostumbra consumir las frutas en la isla. Ahora te contaré algunas formas peculiares en que se consumen las frutas en esta isla bella.

Formas de preparación de las frutas

En Cuba las frutas son nutritivas, saludables y sabrosas ¿qué más se puede pedir?

Ahora te muestro 7 de las variadas formas de presentación o elaboración de algunas de las frutas cubanas. Cuando visites la isla no dejes de preguntar por ellas. ¡Te deleitarás con sus sabores!

  1. La “garapiña”: esta es una bebida ligeramente fermentada, elaborada con la cáscara de la piña. Se consume preferiblemente bien fría.
  2. Las “Champolas”: esta es una forma genérica de consumir algunas frutas. Entre las más comunes está la de guanábana o de anoncillo. Se prepara sacando la masa de la fruta. Luego se mezcla generalmente con agua para hacerla más fluido. Se le agrega azúcar a gusto durante la preparación. Se tiene la idea de que el azúcar ayuda a separar la pulpa de la semilla. Es un preparado que se hace en casa y se toma bien frío.
  3. Jugos: es un zumo a partir de la pulpa de frutas como mangos, piña o melón. La fruta puede tener mucha fibra por lo que se licua agregándole agua. Luego se puede colar a gusto para sacar el exceso de la molesta fibra. Aunque muchos prefieren no colarlo. Puede hacerse con pulpa fresca o congelada. Eso sí, siempre natural y el sabor es delicioso.
  4. Cocteles de frutas: estos tienen recetas variadas. Las frutas que se agregan dependen de la época del año. Por lo general se incluye mango, naranja, fruta bomba, melón y algo de guayaba. Hay quienes prefieren poner un almíbar ligero. Otros optan por agregar un jugo de naranja ligeramente endulzado. Algunos solo dejan que las frutas suelten su jugo natural al mezclarlas picaditas en cubitos regulares. Casi todos coinciden en que la guayaba es muy fuerte y roba todo el sabor. Por ello consideran bueno poner solo un poco de esta fruta. El coctel de frutas es muy refrescante. Es tradición ofrecer estos a los visitantes.
  5. Dulces en almíbar: otra forma de consumir las frutas en Cuba es en variados dulces. Los dulces en almíbar tienen gran protagonismo en la culinaria de la isla. Con la guayaba se hacen muchos de los más preciados y diversos. Los más ricos son mermeladas y casquitos en almíbar.
  6. Dulces en barras: las barras de guayaba o “dulce de guayaba” son los más populares, aunque se pueden hacer de otras frutas. Se prepara a base de la pulpa de la fruta bien madura. Se le añade azúcar abundante y se cocina hasta que el espesor es adecuado. Se deja enfriar dentro de un molde en forma de barra. Luego se corta en lascas que pueden comerse solas, con queso o con galleta y pan. Sobre este dulce hay una curiosa historia que mencionaré en otro artículo.
  7. Otros dulces: el coco es otra de las frutas reinas con la que se hacen muchas y muy variadas recetas. Puedes comer su masa en forma totalmente natural. También puedes tomar el agua refrescante del mismo fruto o en cocteles. O degustar los más elaborados y exquisitos dulces o darle uso cosmético. Entre las recetas menos conocidas por quienes visitan la isla está el dulce de coco rallado en almíbar, coquito duro o coquito acaramelado. Este último, el coquito acaramelado, es una receta trasmitida boca a boca. Solo algunos llevan su magia para hacerla y no todos llegan a aprenderla. Tiene una linda presentación. Su base es un dulce de la masa del coco seco rallado. Se cocina con azúcar hasta quedar como una arenilla. Esta se amasa aún caliente para formar peloticas. Luego se dejan reposar para que se endurezcan. Ya endurecidas se pasan por un caramelo y se ponen sobre una bandeja engrasada para evitar que se peguen. Es un dulce con una presentación muy delicada y un sabor excelente.

Cuando visites la bella isla caribeña, de seguro buscarás algunas de estas frutas y sus preparados, pero no dejes de comerlas de forma natural ¡sus sabores serán una experiencia inolvidable!